Vida Salvaje

Vida Salvaje

Basta con observar nuestras actividades cotidianas para distinguir en ellas los más atávicos comportamientos. Vamos a trabajar como quien sale de caza, peleamos por el poder y por la cópula como cualquier otro mamífero, manifestamos querencias territoriales, nos matamos por las mejores presas…

«¿Hemos dejado de ser salvajes».

Pin It on Pinterest

Share This